Tu cesta


Cuida tu piel del frío y la deshidratación con los Healthy Consejos


Escrito por Vanessa Liarte
Publicado el 23 diciembre 2022

La piel es el órgano más grande del cuerpo, que […]


La piel es el órgano más grande del cuerpo, que nos protege de los daños físicos y químicos. Uno de los factores externos más nocivos para nuestra piel es el frío y la deshidratación.

En muchas ocasiones nos preguntáis en nuestra parafarmacia online por el cuidado de la piel con las bajas temperaturas que provocan la deshidratación de la piel. En este artículo tratamos de aportar luz y daros algunos consejos para el cuidado de la piel.

¿Por qué se reseca nuestra piel en invierno?

Esto ocurre porque el frío reduce la temperatura de la piel, haciendo que se reseque y se debilite, lo que aumenta la susceptibilidad a daños y enfermedades.

La deshidratación también contribuye a la sequedad de la piel, haciendo que pierda su elasticidad y que se agriete.

El frío y la deshidratación afectan tanto a la piel del cuerpo como a las manos. La piel del cuerpo sufre más en los fríos inviernos, cuando el aire externo está particularmente seco y frío.

La piel de las manos, por otro lado, es mucho más vulnerable a los efectos nocivos del frío y la deshidratación, ya que se expone directamente al aire.

Tips para proteger tu piel del frío y de la deshidratación

Para proteger e hidratar la piel del cuerpo y las manos en climas fríos es importante tomar algunas medidas.

Mantén tu piel hidratada en todo momento

Esto se puede lograr con el uso de una buena crema hidratante, que ayudará a mantener la piel suave y flexible.

Evita el agua demasiado caliente

También es importante evitar los baños muy calientes, ya que esto retira la humedad natural de la piel.

Bebe agua e Hidrátate

Recuerda hidratarte durante todo el día, esto te ayudará a cuidar tu piel de las agresiones del clima.

Cuidado con la calefacción

No abuses de la calefacción, puedes utilizar otros métodos para no pasar frío como por ejemplo usar pijamas y calcetines de tejidos calentitos, subir las persianas durante los momentos de sol para calentarte naturalmente, etc.

Cubre siempre tu piel de los agentes externos

Además, es importante proteger la piel de las manos del frío y la deshidratación. Esto se puede lograr con el uso de guantes, que ayudarán a mantener la piel seca y a evitar que se agriete.

Utiliza una crema hidratante que procure elasticidad a tu piel

También es importante usar una crema hidratante especial para las manos, ya que esta ayudará a mantener la piel suave y flexible.

Es importante tener presentes estos consejos ya que el frío y la deshidratación pueden ser especialmente dañinos para la piel.

Intenta prevenir los efectos nocivos de estos factores para evitar males mayores como el agrietamiento provocado por las bajas temperaturas y la deshidratación.

Y tú, ¿tienes algún consejo que compartir para evitar la deshidratación cutánea? Ponlo en comentarios.