Cómo aplicar el contorno de ojos

- Categorías : Salud
¿Por qué utilizar un contorno de ojos?

La piel de alrededor de los ojos es mucho más fina que la del resto del rostro y por eso es más sensible a las agresiones externas, por lo que es realmente importante cuidarla lo antes posible con un producto adecuado.

¿Cuánta cantidad aplicar?

Con el tamaño de un grano de arroz es suficiente para cada ojo. Empieza con esta cantidad y si ves que te has quedado corta siempre puedes coger más.



¿Cómo lo aplicamos?

Lo aplicaremos con el dedo anular alrededor de toda la zona ósea de los ojos, dando ligeros toquecitos (cómo si tocáramos el piano).

Muy importante: Asegúrate de rodear el ojo por completo, desde el borde nasal hasta la parte superior de la ceja.
Recomendamos hacer el masaje desde la parte interior hacia la exterior para favorecer el retorno venoso. Al aumentar la microcirculación ayudamos a promover una mayor absorción y a dejar la piel más relajada y descansada.

Masaje antiarrugas:

Realiza unos pellizcos muy suaves en la zona de las patas de gallo con las yemas de los dedos.

Masaje relajante:

Para aliviar la tensión y favorecer el drenaje linfático aplica una presión suave en la esquina interna del ojo y ves soltando, repite el proceso varias veces.

Masaje para bolsas y ojeras:

Para reducir la hinchazón de debajo de los ojos y ojeras alisa suavemente la piel con la yema de los dedos, realizando un masaje desde la esquina interior hacia las sienes.



¿Cuándo lo aplicamos?


Lo aplicaremos mañana y noche después de la rutina de limpieza y antes de aplicar el sérum.
¿Desde que edad se puede usar?

A partir de los 25 años podemos empezar a utilizar una crema específica para el contorno de ojos. Para empezar se puede escoger un buen contorno hidratante que nos ayudará a prevenir las arruguitas.

Errores más comunes al aplicar el contorno de ojos

  • Aplicar demasiado producto: Con el tamaño de un granito de arroz es suficiente.
  • Aplicar el producto en la zona incorrecta: Hay que aplicarlo alrededor del hueso orbital y no en la zona pegada al ojo.
  • No aplicarlo en el orden correcto: No hay que aplicarlo al final de la rutina, su orden correcto es después de la limpieza y antes del sérum, la crema y el protector solar.
  • Usarlo sin haber desmaquillado bien los ojos.
  • Aplicarlo demasiado rápido y sin masaje. Debemos favorecer la circulación y descongestionar.
  • Extenderlo solo sobre la ojera y olvidarnos del párpado superior. Es muy importante aplicarlo también encima de las cejas.
Para más consejos sígue leyendo nuestras publicaciones y si tienes dudas, ¡contacta con nosotras!

Share

Añadir un comentario

 (con http://)